jueves, 31 de mayo de 2012

RETIRO VOCACIONAL: "TALANTE VITAL"


El tema que reflexionaremos a continuación, nos ayudará a tomar  mayor conciencia de nuestras cualidades interiores a la luz de la Palabra, y caer en la cuenta en qué medida mi condición (talante) vital, está orientado al querer de Dios para mi vida con un doble movimiento: Los salmos me ayudan a la relación cordial con el Señor, las palabras de Jesús, no me permiten asentarme en lo afectivo gratificante.


1.- Resonancias: Oramos con el Salmo 1.
Es muy bueno recordar siempre, que, para hacer silencio y poner mi vida ante el Señor, implica una vez más tomar conciencia de que tengo que escoger.  No caben acuerdos entre el Evangelio y mis intereses egocéntricos.

Quizás, no me sienta indigno, pero hay mil formas sutiles de vivir en orden y no dejarle a Dios que guíe mi vida.
Cuando se vive de Dios y para Dios importa Él, y se está abierto a Él día y noche.
Se nota que la relación con Dios es verdad por los frutos de transformación personal y de conducta en su conjunto. Sensaciones básicas: paz, consistencia interior, suscitar vida alrededor.
Y con el tiempo: experimentar que merece la pena vivir así, aunque me implique también arriesgar la vida y tomar decisiones importantes.

2.- Puntos de meditación: Sal 1; Sal 22; sal 92; Mt 7, 13-27

a)      Nunca hay que dar por supuesto que nuestra vida marcha según Dios. En cuanto nos ponemos en su presencia, tenemos que  desprotegernos y pedir espíritu de verdad, (quizás estoy ahora en una situación que pone en crisis el talante vital con que había vivido hasta ahora. ¿qué me pasa?

b)      Al orar con los textos bíblicos indicados, percibo la hondura de la experiencia de fe: confianza en Dios y realismo de la existencia amenazada; certeza de su cercanía amorosa, necesidad de discernimiento espiritual para no engañarme.

c)      Tomar conciencia de qué se mueve por dentro cuando oro:
·         ¿Evito las palabras que me producen conflicto?
·         No me dan soluciones a los problemas que tengo…, pero me renuevan las actitudes adecuadas ante Dios y ante la vida.
·         ¿hay un punto de luz, que me abre nuevos horizontes en mi talante vital?

d)       ¿Qué pediría al Señor como gracia de este tema?

Al menos dos cosas:
·         Que me libere de mi autosuficiencia
·         Que me de su Espíritu de verdad y de confianza.


PROPUESTA DE ORACIÓN:

Podría tener los siguientes momentos:
A.      Recogé las luces y sentimientos básicos que se han dado en la oración desde los textos bíblicos, hacelos tuyos, reposada y responsablemente, sin buscar ninguna explicación o causa aparente que  te justifiquen…

B.      Entregá  esa realidad humana y toda tu vida al Padre de los cielos; si lo podés hacer confiadamente sin retirar tu mirada, muy bien: Si te avergonzás o resistís, no pasa nada. Ponelo a sus pies y decile que no sabés qué hacer con ellos, que te ilumine, que quisieras entregárselos….

C.      Retomá el  Salmo 92 (91),  quizás te facilita vivir con el Padre la actitud de esperanza, sabiendo que estás en buenas manos.

Si no estás a su altura, no pasa nada. Dejá que tu corazón encuentre una frase corta, que le diga al Señor tu verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...