martes, 11 de octubre de 2016

Triduo a Sor Isabel de la Trinidad (Preparación para su canonización)


AMBIENTACIÓN GENERAL:

El viernes 4 de marzo de 2016 el Papa Francisco autorizó la promulgación del decreto mediante el cual se reconoce un milagro, y decretó que Sor Isabel de la Trinidad - Isabel Catez - monja profesa de la Orden de Carmelitas Descalzas sea canonizada el 16 de octubre de 2016.
El milagro obrado por Dios por la intercesión de la beata Isabel de la Trinidad fue la sanación de la señorita Marie-Paul Stevens, profesora de religión en el Instituto de los Hermanos Maristas de Malmedy (Bélgica).
Tomemos como modelo de Santidad a esta virgen, de la Orden de las Carmelitas, que desde niña anheló buscar en lo profundo de su corazón el conocimiento y la contemplación de la Trinidad;  afligida por muchos sufrimientos, todavía joven continuó caminando, como siempre había soñado, «hacia el amor, hacia la luz y hacia la vida».




DÍA PRIMERO: "MI IDEAL ES SER LA ALABANZA DE SU GLORIA"
ORACIÓN INICIAL:

¡Oh Dios mío, Trinidad adorable, ayúdame a olvidarme por entero para establecerme en ti!
¡Oh mi Cristo amado, crucificado por amor! Siento mi impotencia y te pido que me revistas de ti mismo, que identifiques mi alma con todos lo movimientos de tu alma; que me sustituyas, para que mi vida no sea más que una irradiación de tu propia vida. Ven a mí como adorador, como reparador y como salvador...
¡Oh fuego consumidor, Espíritu de amor! Ven a mí, para que se haga en mi alma una como encarnación del Verbo; que yo sea para él una humanidad sobreañadida en la que él
renueve todo su misterio.
Y tú, ¡oh Padre!, inclínate sobre tu criatura; no veas en ella más que a tu amado en el que has puesto todas tus complacencias.
¡Oh mis tres, mi todo, mi dicha, soledad infinita, inmensidad en que me pierdo! Me entrego a vos como una presa; sepultaos en mi para que yo me sepulte en vos, en espera de ir a contemplar en vuestra luz el abismo de vuestras grandezas.

AMBIENTACIÓN:
Lectura Bíblica
"Él, que dispone de todas las cosas como quiere, nos eligió para ser su pueblo, para Alabanza de su Gloria" (Ef. 1,12).

De los Escritos de Sor Isabel
"Unámonos para hacerle olvidar todo a golpes de amor.  Seamos como dice San Pablo, la Alabanza de su Gloria (Ef. 1,12)". (Carta Nº 195 al Seminarista Andrés Chevignard - 25 de diciembre de 1904).
"... Desaparezcamos y olvidémonos de nosotros mismos y seamos únicamente la Alabanza de su Gloria (Ef. 1,12), según la hermosa expresión del Apóstol". (Carta Nº 198 a la señora Ángeles - 05 de enero de 1905).
"Voy a hacerle una confidencia muy íntima: Mi ideal consiste en ser la Alabanza de su Gloria.  Lo he leído en San Pablo (Ef. 1,12).  Mi divino Esposo me ha dado a entender que esta es mi vocación desde el destierro, en espera de ir a cantar el Sanctus eterno en la ciudad de los santos.  Pero esto requiere gran fidelidad.  Ser Alabanza de Gloria exige estar muerta a cuanto no sea Él para vibrar sólo a impulsos de su toque divino". (Carta Nº 232 al canónigo Sr. Angles - Diciembre de 1905).
"Mientras tanto, vivo en el cielo de la fe, en el centro de mi alma y procuro complacer al Señor siendo ya en la tierra la Alabanza de su Gloria (Ef. 1,12)". (Carta Nº 246 a la Madre Juana del Santísimo Sacramento - Mayo de 1906).
"Apenas penetre en el umbral del cielo, me lanzaré como una flecha al seno de mis Tres.  Una Alabanza de Gloria sólo puede ocupar ese puesto en la eternidad.  Me abismaré en ellos cada vez más".  (Palabras Luminosas en el Carmelo).

REFLEXIÓN:
¿Somos capaces de alabar a Dios, de complacer al Señor siendo como dice Sor Isabel, en la Tierra la Alabanza de su Gloria?

PETICIONES:
-         Pidamos a Sor Isabel un corazón capaz de alabar a Dios trino en toda circunstancia de la vida..
-         Te pedimos nos des la gracia de poder vivir en fidelidad a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo en lo simple y cotidiano de cada día…



ORACIÓN FINAL:
Oh Dios, rico en misericordia,
que descubriste a la Beata
Isabel de la Trinidad
el misterio de tu presencia secreta
en el alma del justo
e hiciste de ella
una adoradora en espíritu y verdad,
concédenos, por su intercesión,
que también nosotros,
permaneciendo en el amor de Cristo,
merezcamos ser transformados
en templos del Espíritu Santo de amor,
para alabanza de tu gloria.

Por Cristo nuestro Señor.
Amén.
Rezar tres glorias…




DÍA SEGUNDO: "AMAR, AMAR SIEMPRE. VIVIR DE AMOR"

Lectura Bíblica
"Pero Dios, que es rico en misericordia, nos manifestó su inmenso amor, y a los que estábamos muertos por nuestras faltas, nos dio vida por Cristo.  ¡Por gracia han sido salvados!".  (Ef. 2,4-5).

De los Escritos de Sor Isabel
"¡Oh cuanto amor!"  Estoy como abrumada por el peso de amor.  Ante él me callo y adoro.  (Carta Nº 1322 al canónigo Sr. Angles - 31 de diciembre de 1902).
"Que maravilloso será cuando, al fin, se descorra el velo y gocemos, cara a cara, de Aquel a quien únicamente amamos.  Mientras llega ese momento, vivo en el Amor, me sumerjo en él, me pierdo en él.  Es el infinito del que mi alma está hambrienta".  (Carta Nº 138 a la Madre María de Jesús - Febrero de 1903).
"Él está en mí y yo en Él.  Sólo tengo que amarle y dejarme amar siempre a través de todas las cosas: despertarme en el amor, moverme en el amor, dormirme en el amor con el alma puesta en su alma, el corazón en su corazón, los ojos en sus ojos, para que me purifique y me libre de mi miseria por su contacto divino".  (Carta Nº 155 al canónigo Sr. Angles - Agosto de 1903).
"A veces pienso que El obra conmigo como si no tuviese otras almas a quienes amar".  (Carta  Nº 247 a la Sra. de Hallo - Mayo de 1906).
"Mira, San Pablo tiene una frase que es como una síntesis de mi vida y podría justificar todos los momentos de mi existencia: Propternimiamcaritatem (Ef. 2,4).  Sí, he recibido ese caudal de gracias porque Él me ha amado excesivamente"  (Carta Nº 255 a su madre María Rolland - 16/17 de junio de 1906).
REFLEXIÓN:
¿Somos capaces de vivir en el amor? ¿Somos capaces de amar a Dios y a Dios en el prójimo?
¿Nos dejamos amar por el Amor de los amores, por nuestro Dios trino, aceptando su misericordia en nuestras vidas?
PETICIONES:
-         Te pedimos un corazón capaz de vivir en el amor, que pueda decir: ¡Oh cuanto amor..!
-         Te pedimos la gracia de poder dejarnos amar por Dios, que como dice Sor Isabel, nos ama excesivamente.
-         Te pedimos que nuestros ojos estén puestos en Cristo Jesús, y que amemos a Él con toda nuestra alma.




DÍA TERCERO:    "EL ALMA NECESITA SILENCIO PARA ADORAR"

Lectura Bíblica
"Cuando amaneció, salió Jesús y se fue a un lugar solitario"  (Lc. 4,42).

De los Escritos de Sor Isabel
"Quisiera ser un alma totalmente silenciosa y orante para penetrar cada vez más en Él.  Quisiera llenarme con tal plenitud de Él, que pudiera darle, mediante la oración, a esas pobres almas que no conocen el don de Dios".  (Carta Nº 119 al Canónigo Sr. Angles - Setiembre de 1902).
"¡Oh, el silencio, la soledad!  Aquí se vive a solas con Dios solo.  Aquí todo habla de Él.  Por todas partes se le siente tan vivo, tan presente...". (Carta Nº 124 a la Sra. doña María Luisa Maurel - 26 de octubre de 1902).
"Reina en mi interior una soledad donde El mora y nadie me la puede arrebatar".  (Carta Nº 139 a sus tías, Srtas. Rolland - Abril de 1903).
"Hagámosle en nuestra alma una morada tranquila donde se cante siempre el cántico del amor y de acción de gracias.  Luego... permanezcamos en silencio profundo, eco del silencio que existe en Dios".  (Carta Nº 143 al Seminarista Andrés Chevignard - 14 de junio de 1903).
"Es necesario mirarle siempre.  Hay que permanecer en silencio.  Es tan sencillo...".  (Palabras Luminosas en el Carmelo).
"Al ver el Creador el hermoso silencio que reina en su criatura, al contemplarla totalmente recogida en su soledad interior, queda prendado de su hermosura y la instala en aquella soledad inmensa, infinita, en aquel lugar espacioso cantado por el profeta.  Ese lugar es El mismo: Entraré en los secretos del poder de Dios (Sal. 70,16)".  (Últimos Ejercicios Espirituales, Día Undécimo).

REFLEXIÓN:
¿Somos capaces de dar lugar al silencio en nuestras vidas, para poder sentir a Dios vivo y presente en nuestras almas?
Es en la soledad donde se vive a solas con Dios ¿Buscamos a Dios en la morada de nuestra soledad, o es en el medio del ruido y las obligaciones diarias, donde su presencia se pierde?

PETICIÓN:
-         Te pedimos un corazón capaz de escuchar a Dios en el silencio y la soledad.

-         Te pedimos que en medio del ruido de las obligaciones diarias hagamos en nuestras almas una morada tranquila donde habita el Señor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...