domingo, 25 de septiembre de 2011

4º día de Novena a Santa Teresita “La Palabra: Brújula en nuestro camino”

Evangelio según san Lucas: (Lc 14, 21-24)
Dijo Jesús a sus discípulos: “El que recibe los mandamientos y los cumple es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre y yo lo amaré y me manifestaré a él. Judas-no el Iscariote- le dijo: “Señor, ¿Por qué te vas a manifestar a nosotros y no a todo el mundo?” Jesús le respondió: “El que me ama será fiel a mi Palabra y mi Padre lo amará, iremos a él y moraremos en él. El que no me ama no es fiel a mi Palabra. La Palabra que ustedes oyeron no es mía, sino del Padre que me envió.

Iluminación de Santa Teresita:
Teresa del Niño Jesús alimentó su vida y su espiritualidad en la fuente de la Palabra de Dios. En una época poco abierta a la lectura de la Biblia ella meditó noche y día la ley del Señor y veló en oración. Ella nos cuenta cómo, poco a poco, fue pasando de la lectura de los libros espirituales, que le ayudaron mucho en su camino, a centrarse en la Palabra de Dios, de manera especial en los evangelios: “Hice del Evangelio mi más caro tesoro”:

 
“,,,más tarde, todos los libros me dejaron aridez...si abro un libro compuesto por un autor espiritual...siento inmediatamente que mi corazón se cierra y leo sin entender o, si entiendo, mi espíritu se detiene sin poder meditar...En esta impotencia, la Escritura Santa ...viene en mi ayuda; en ellas encuentro un alimento sólido y completamente puro. Pero, por encima de todo, el Evangelio me sostiene durante mis oraciones; en él encuentro todo lo que es necesario para mi pobre alma. Descubro siempre en él nuevas luces, sentidos ocultos y misteriosos...Comprendo y se por experiencia “Que el Reino de Dios está dentro de nosotros”
La lectura y meditación de la Palabra de Dios la llevó a descubrir lo esencial del mensaje de Jesús en la vida de cada día. A través de su Palabra liberadora Jesús se hace presente en la vida de Teresita: “nunca lo he escuchado hablar, pero siento que esta en mi. Cada momento El me guía y me inspira lo que debo decir o hacer”.

Para reflexionar y compartir:
*         La Palabra de Dios hoy está al alcance de nuestra mano, no como en el tiempo de Teresita, ¿Te das el tiempo para leerla y orarla personalmente y en familia?
*         ¿La guardas en tu corazón? ¿Cambia tu vida a la luz de la Palabra de Dios?
*         Si te resulta difícil entenderla ¿Pedís ayuda para comprenderla?
¿A qué nos invita Teresita a través de su mensaje?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...