viernes, 30 de noviembre de 2012

CELEBRACIÓN DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN


Ambientación: Colocar en el centro una imagen de la Inmaculada, hacer un círculo entorno a Ella para que sea factible el diálogo mirándola a María.

Materiales:
·        Imagen de Ma. Inmaculada
·        una espiga
·        rosas rojas
·        una cartulina blanca
·        un corazón
·        estampas de María
·        Cancionero
·        Texto Lc 1,30-38
·        Pbras de Sta Teresita de Lisieux

SALUDO A MARÍA: En este día te queremos saludar con el saludo del Ángel Gabriel: “Alégrate llena de gracias, el Señor está contigo, bendita tú entre las mujeres...”. Y queremos balbucear como hijos tuyos unas felicitaciones de amor y cariño.


          CANTO: Canto de María


Yo canto al Señor  porque es Grande,
 me alegro en el Dios que me salva,
feliz me dirán las naciones,
porque en mí descansó su mirada.


Unidos a todos los pueblos,
cantamos al Dios que nos salva.

El hizo en mí obras grandes,
 su amor es más fuerte que el tiempo
triunfó sobre el mal de este mundo,
derriba a los hombres soberbios.

No quiere el poder de unos pocos,
del polvo a los pobres levanta,
dio pan a los hombres hambrientos,
dejando a los ricos sin nada.

Libera a todos los hombres,
cumpliendo la eterna promesa,
que hizo a favor de su pueblo,
los pueblo de toda la tierra.

1. PRESENTAMOS A MARÍA EL ROSTRO DE NUESTRO MUNDO

 (Se presentan  los símbolos mientras se lee la reflexión y al final se canta el estribillo de un canto).

*    Una espiga: María ¡Cuánto deseo de unidad en el corazón de los pueblos! Por ser la familia de los hijos de Dios, espigas de ese trigal común, llamado humanidad, destinada a hornearse con el fuego del amor del Padre y formar entre todos el pan único y partido. Pero junto a éstos bellos deseos ¡Cuántas barreras, cuántas fronteras, cuánta tensión, divisiones y luchas...

Canto: “Quiero ser como tu María, quiero ser cómo Tu” (Bis).

*    Rosas rojas: Con ellas Madre queremos denunciar todas las gotas de sangre y sudores injustos, seres humanos oprimidos, niños con hambre, jóvenes sin futuro, misioneros sin vidas, pueblos golpeados por la mafia, la droga, poder y la riqueza de unos pocos... Te queremos repetir Madre esas palabras tuyas: “derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes”
(Se pide que los participantes expresen pedido sobre necesidades del mundo).

*    Una cartulina blanca: María contemplé un paisaje nevado, blanquísimo que me recordó tu pureza. Estaba como recién salido de las manos del Creador porque no había llegado hasta allí ningún ser humano. ¡Cuánto lo manchamos todo, Madre! Los bosques, los ríos, los prados, los pueblos y ciudades, los cielos y hasta....... nuestra conciencia. Con ésta cartulina blanca queremos mostrar el deseo de todos los aquí presente de formar un frente común en pró de la pureza, de la limpieza..... Ser amantes de todo lo bello, de todo lo noble, de todo lo bueno, de todo lo justo.

Canto: Quiero ser cómo tú María, quiero ser cómo Tú” (Bis)

*    Un corazón: Cómo anda nuestro corazón? ........ En silencio respondemos a ésta pregunta...... Te presentamos María éste corazón simbolizando con él nuestro deseo de formar todos, éste mismo momento, un corazón grande y limpio semejante al tuyo. Un corazón que sea amplio y abierto como las arenas de las playas del mar… María, Madre nuestra, danos un corazón tan bello, tan puro, tan grande, tan lleno de amor y humildad que podamos recibir a Jesús tal cómo vos lo hiciste y salgamos corriendo a dárselo a los otros.

Canto:”Quiero ser cómo tu María, quiero se cómo Tú” (Bis)



2. ESCUCHAMOS LA PALABRA: Lc. 1,30-38
Palabras de Santa Teresita: “Meditando tu vida, tal cómo la describe el evangelio, yo me atrevo a mirarte y hasta acercarme a Ti”.

3. DESPEDIDA: Volvemos a la vida diaria. Todo sigue igual; pero nosotros nos hemos transformado, algo ha cambiado dentro de nosotros. Ha llegado la Palabra a nuestro corazón. . . Una presencia se ha hecho fuerte en nosotros, la presencia de María, la Madre pura. Es el momento de pensar y compartir nuestro compromiso.... Tomamos una estampa y  escribimos en ella aquello que queremos vivir de ahora en adelante, luego lo compartimos con todos.


4. CANTO FINAL
Bendita sea tu pureza

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios

         Se recrea en tan graciosa belleza. A Ti celestial princesa,
         Virgen sagrada María, yo te ofrezco en este día, alma vida y
          Corazón. Mírame con compasión, no me dejes Madre mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...