martes, 22 de septiembre de 2009

3 días con Santa Teresita

1 día: La vocación

En la ultima noche, la noche del amor,
Hablando claramente y sin parábolas,
Jesús decía así:
“Si alguno quiere amarme, que guarde mi palabra,
que la guarde fielmente. Mi Padre le amará,
y vendremos a él moraremos en él,
será para nosotros una orada viva,
será nuestro palacio.

Pero también queremos que more él en nosotros,
Lleno de paz, que more en nuestro amor.”
¡Vivir de amor quiere decir guardarte
a ti, Verbo increado, Palabra de mi Dios!
Lo sabes, Jesús mío, yo te amo,
Me abrase con su fuego tu Espíritu de Amor.
Amándote yo a ti, atraigo al Padre,
Mi débil corazón se entrega a él sin reserva.
Vivir de amor vivir es tu vida,
glorioso Rey, delicia de los cielos.
Por mi vives oculto en una hostia,
Por ti también, Jesús, vivir quiero escondida.
Soledad necesitan los amantes,
que hablen sus corazones noche y día.
Me hace feliz tan sólo tu mirada,
¡vivo de amor!
Vivir de amor es darse sin medida,
sin reclamar salario aquí en la tierra.
¡Ah, yo me doy sin cuento, bien segura
de que en amor el cálculo no entra!
Lo he dado todo al corazón divino,
que rebosa ternura.
Nada me queda ya... Corro ligera.
Ya mi única riqueza es, y será por siempre
¡vivir de amor!



Entrada: “Pescador de hombres”
En este primer día vamos a meditar y a orar la vocación de Santa Teresita y también tu vocación.
Cuando Teresa comienza a escribir historia de un alma, reconoce la presencia de Dios en su historia. Recuerda paso a paso como Jesús va demostrando su amor hacia ella con todo lo que la rodea. La palabra de Dios en el evangelio de San lucas; 3,13: “Subió Jesús a una montaña y fue llamando a los que él quiso, y se fueron con él” abre los ojos del interior de la santa para descubrir el gran misterio de su vocación. “…El no llama a los que son dignos, sino a los que El quiere”.

“He aquí el misterio de mi vocación, de mi vida entera, y, sobre todo, el misterio de los privilegios que Jesús a querido dispensar en mi alma”


Ahora te invito a que pienses en tu vocación, una vocación que Jesús fue y va instruyendo. El también con vos tiene muchos detalles que te hablan de su amor y predilección. Recuerda ese texto bíblico que te cautiva o que en algún momento te ayudó a reconocer el paso de Dios por tu historia. Descubre ese acontecimiento que te ayudó a escuchar la voz de Jesús, esa voz que te invita a algo. No tengas miedo en responder y hablar con el maestro de tu vocación.

Después de uno segundos de silencio contesta con sinceridad delante de Jesús:
• ¿Siento que Jesús me llama a algo que me desconcierta?
• ¿Me está llamando a la vida consagrada?
• ¿Qué texto hoy, me ilumina en este camino vocacional?

Teresita tiene algo más que decirte en este día:

“No Creas que estoy nadando entre consuelos. No, mi consuelo es no tenerlo en la tierra. Jesús me instruye en secreto, sin mostrarme, sin hacerme oír su voz; no lo hace sirviéndose de libros, pues no entiendo lo que leo. Pero a veces viene a consolarme una frase como lo que he encontrado al final de la oración. “Este es el maestro que te doy, él te enseñará todo lo que debes hacer. Quiero hacerte leer en el libro de la vida, donde está contenido la ciencia del amor”.

Dios te invita a orar este salmo, haz tuyas las palabras del salmista:
El Señor es mi Pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tu vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.
Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia me acompañan
todos los días de mi vida,
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.

¿A QUIEN PUEDES TEMER?
¡¡¡EL BUEN PASTOR TE LLAMA Y TE CUIDA PORQUE TE AMA!!!!!

**Rezamos un padre nuestro y 3 ave marías

Oración:
Señor Jesús, que llamaste a Santa Teresita del niño Jesús a ser ejemplo para los jóvenes, haznos dóciles como ella para responderte con generosidad a la vocación que hemos sido llamados. Ayúdanos a unirnos cada vez más a tu palabra, para que seamos anunciadores de Buenas Noticias a los demás, te lo pedimos por intercesión de Santa Teresita. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...